G de Gemelos

El Cinturón


Una pieza indispensable en el vestuario masculino y que, sin embargo, suele pasar desapercibida. Muchas veces porque la tapa el abrigo, el jersey o el propio traje y otras porque es de un color tan oscuro que se mimetiza con el entorno al más puro estilo camaleón. La realidad es que pocos, muy pocos, hombres pasan sin él.

Puede parecer, a simple vista, que todos los cinturones son iguales. Pese a que la variedad de cinturones para hombres tampoco es espectacular, no todo es negro o marrón. De hecho, a través del cinturón se puede marcar la personalidad.

Resulta evidente que no vamos a ir de traje a una reunión con un cinturón con una hebilla en forma Aguila Real. Lo ideal es optar por un cinturón que no destaque demasiado sobre el conjunto.

Un consejo: Conviene tener siempre al menos un cinturón nuevo reservado para cuando tenemos algún evento importante. Los cinturones también se desgastan y deslucen y al perder el brillo, pierden elegancia. No quedan bien.

Como siempre, al final, lo que cuenta es el gusto particular de cada uno y su percepción personal de lo que es y no es moda. En cualquier caso, no debemos olvidar que el cinturón sujeta pero no aprieta. El modelo “saco” mejor lo dejamos en casa. Lo justo para que mantenga el pantalón en su sitio.

 

Consejos prácticos

 

En cualquier vestuario masculino las posibilidades relativas al cinturón son variadísimas. Vistiendo traje o chaqueta-pantalón con corbata, el cinturón más clásico y elegante puede ser de piel y en los últimos tiempos, se impone, en casos discretos, trenzados de goma o elásticos. Nunca deben usarse de tela con traje.

Existe una regla básica que no falla, el tono de los zapatos debe casar con el del cinturón. Este principio es inexcusable si se trata de un par de zapatos de color negro o granate, aquí no existe alternativa. Pero si se trata de unos zapatos de tonalidad marrón, tenemos más libertad. Si los zapatos son de ante y el cinturón también, mucho cuidado con que las tonalidades se maten.

Y por último, ojo con la hebilla del cinturón, sea de latón o plateada, debe ser más bien fina, ya que una excesivamente grande podría tirar abajo toda nuestra vestimenta.

 


InicioInicio

Cesta  

(vacío)

Contacto

  • Tlf: 609 012 456
  • email: info@gdegemelos.com

Novedades

No hay novedades en estos momentos